Bikepacking para principiantes y pros: los consejos de Lael Wilcox

Lael Wilcox ha recorrido cientos de miles de kilómetros sobre el sillín. Algunos, como participante en eventos de ultraciclismo —por ejemplo, la reciente carrera Hope 1000 en Suiza—, otros, para lograr un FKT (siglas en inglés de “tiempo más rápido”), colaborar en el programa para niñas GRIT (Girls Riding Into Tomorrow) o, simplemente, por el placer de explorar. Es una auténtica apasionada de la bici en cualquier contexto y tiene experiencia para dar y tomar. Sin embargo, como ocurre casi siempre que probamos una actividad nueva, Lael recomienda no complicarse la vida: una vez que decides que quieres hacerlo, ¡hazlo y punto! 

En komoot, también nos encanta el bikepacking, y para celebrar la nueva función de búsqueda de contenido para esta actividad, charlamos un rato con Lael sobre sus aventuras en bici. Enseguida verás que, a pesar de sus innumerables viajes, lo que más tiene en cuenta antes de ponerse en marcha es superbásico y muy práctico tanto para personas con experiencia como para principiantes. Y ahora, pasamos la palabra a Lael.

© Rugile Kaladyte

No hay por qué complicarse mucho con las salidas de bikepacking. Basta con llevar un saco de dormir, quizás una esterilla y una tienda. Pedalea durante unas horas, monta el campamento, cena, pasa la noche bajo las estrellas y, cuando te despiertes, vuelve a casa. Así de fácil.

Los viajes en bici suponen doble diversión. Por un lado, tienes que tomar decisiones: ¿adónde vas a ir?, ¿cómo vas a llegar hasta allí?, ¿dónde vas a dormir?, ¿qué vas a comer?, ¿con quién vas a ir?; y, por el otro, hay cosas impredecibles que no puedes controlar, por ejemplo, qué tiempo va a hacer.

Lo primero que recomendaría es no agobiarse con los preparativos. Lo mejor es empezar cuanto antes. No hace falta que todo salga perfecto. Ni tener todo el equipamiento habido y por haber. Sube a la bici y empieza a dar pedales: cuanto más lo hagas, más te gustará. Verás lo bien que te acabas conociendo y sabiendo lo que te gusta y lo que no.

El paso más importante es tomar la decisión. Luego, hay que tener en cuenta tres aspectos: el itinerario, el equipaje y la compañía (si no quieres ir por tu cuenta).

© Rugile Kaladyte

El itinerario

Es posible acceder a los recorridos de aventureros de todo el mundo, por ejemplo, a través de las Rutas y Colecciones de komoot, pero también puedes planificar las tuyas. Decide dónde quieres empezar y terminar, elige el tipo de bici y deja que komoot te sorprenda. Yo lo hago mucho en mi ciudad en Alaska, Anchorage, porque siempre acabo descubriendo otras formas de llegar de un barrio a otro o a lugares donde he estado mil veces. Me encanta porque, tanto física como mentalmente, tengo la sensación de estar en un sitio nuevo.

El equipaje

¿Qué te hace falta? Sin duda, un saco de dormir. ¿Algo más? Claro… ¡comida! Piensa lo que quieres comer y si quieres cocinar o no. ¿Necesitas un frontal para ver por la noche? ¿Se te ha olvidado algo? ¡Qué le vamos a hacer!, ya lo traerás la próxima vez. Cuidado con el peso: cuanto menos lleves, más ligera será la bici y más disfrutarás la experiencia. Lleva una chaqueta que ocupe poco y unos calcetines de recambio por si llueve. Tener varias capas de ropa es la mejor opción para ponértelas o quitártelas en función del tiempo.

La compañía

Amigos, familia o por tu cuenta: todas son opciones estupendas, pero muy diferentes. Todo depende del tipo de viaje que te apetezca hacer.

Planifica una Ruta y sal a explorar.

No hay reglas sobre cómo hacerlo, lo único importante es hacerlo. ¡Ponte en marcha y disfruta a tope!

Y ya está, estos son los consejos de Lael para lanzarte a tu primer viaje de bikepacking (o a tu segundo, o a tu tercero…). ¿Te animas?

Sigue las aventuras de Lael en komoot.

📷 Rugile Kaladyte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *